LacotorraviralVisitanos en facebook

Este Hombre Es Atacado Por Un OSO Y Lo Primero Que Hace Después Del Ataque Es Grabarse Y Subirlo A Las Redes Sociales… La Gente Cada Ves Esta Peor.

Este Hombre Es Atacado Por Un OSO Y Lo Primero Que Hace Después Del Ataque Es Grabarse Y Subirlo A Las Redes Sociales… La Gente Cada Ves Esta Peor.

Los osos son animales poderosos y de gran tamaño con los que nuestra vida puede correr peligro si nos los encontramos. Sin embargo, es posible sobrevivir al ataque de un oso, y no solo en la ficción como mostró Leonardo Dicaprio en El renacido, sino en la vida real como el doble ataque que sufrió este hombre que podrás ver hoy.


Todd Orr es un estadounidense de 50 años que vivió el doble ataque de una osa mientras hacía senderismo en Montana (Estados Unidos). Justo después de que la osa se abalanzara sobre él y lo mordiera en los brazos, el torso y la cabeza provocándole serias heridas, decidió grabar un vídeo explicando su experiencia.

Las autoridades del parque avisaron de la presencia de osos merodeando por los senderos, pero Odd pensó que con un spray anti osos y otros recursos, como cazador de alces conoce, podría librarse de cualquier agresión. Orr salió en busca de Alces y, a sabiendas de que en esa parte de Montana había osos, iba gritando cada pocos metros “hola oso” para no pillarles por sorpresa y se alejaran. De repente, se encontró con una osa grizzly con sus oseznos.

Loading...

Las imágenes pueden herir las sensibilidades del espectador.

Al ver que se abalanzaba sobre él, se cubrió la cabeza y el cuello para evitar que le cortara la yugular con sus garras. “La fuerza de cada mordisco era como un martillo con los dientes.  Ella se detenía durante unos segundos y comenzaba de nuevo. Una y otra vez para de minutos que me parecieron una eternidad. Aturdido me levanté. Estaba vivo, era capaz de caminar. Tenía muchas heridas, sangraban mis brazos y mis hombros”.

1

Entonces echó a andar, pero cinco minutos después volvió a encontrarse con la osa, que volvió a atacarlo mordiéndole la cabeza. “¡No podía creer que me estaba pasando por segunda vez! ¿Por qué a mí? Tuve suerte en el primer ataque, pero ahora me preguntaba si podría sobrevivir al segundo.”

2

“Me mordió un brazo atravesando el hueso, sentí un crujido. Se entumecieron mis manos y la muñeca al instante. El dolor me hizo flaquear. Sabía que no podía moverme ni hacer ningún otro sonido por lo que me quedé acurrucado e inmóvil, mientras la osa me mordía en la cabeza, me desolló por encima de la oreja. La sangre me chorreaba por la cara y los ojos. Yo no me movía. Pensé que esto era el fin”.

3

Orr se levantó y volvió a andar en busca de su vehículo, a unos 45 minutos de camino, y condujo hasta un hospital.  Acabó con un hueso del brazo astillado, varios pinchazos y heridas en forma de garras, un corte de 5 pulgadas a lo largo del lado de la cabeza y numerosos desgarros. “No es mi mejor día, pero estoy vivo”, afirma.

4

Fuente: noticiacanaria.com

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close